2 de enero de 2010

MIMESIS

La figura de Philip Johnson es tan controvertida como necesaria para explicar la arquitectura del siglo pasado, empezando por el “estilo internacional” y acabando por el deconstructivismo. Su talento para leer los signos de los tiempos fue quizás más importante que el mostrado para producir arquitectura.
La obra de Johnson siempre ha funcionado como un espejo o una antena. A las sucesivas preguntas a ese espejo mágico, ha respondido con citas al lenguaje de Mies, de Hejduk, de Ventury, de Eisenman, etc.... -el  et cetera es aquí más que justo porque su producción es extensa y las referencias usadas son verdaderamente innumerables-...

Puedes encontrar el texto completo en el libro: Arquitectos al Margen