5 de julio de 2010

EQUILIBRIO CÓSMICO

La preexistencia de una roca se convierte en la casa dos Canoas, de Oscar Niemeyer, en una oportunidad. La roca se rodea de arquitectura y por mucho que el arquitecto diga que se utiliza como un simple elemento decorativo, la realidad del trazado en planta muestra que se convierte en una ocasión espacial de primera magnitud.
Sobre esa roca se apoya la escalera a un lado y al otro la piscina. Sobre la escalera se apoya el muro, y sobre el muro la cubierta...  Su dulce y blanca curvatura que protege la casa como una nube, encuentra un contrario en la dureza y pesantez de la roca. El desnivel y las vistas se aprovechan de ella y las zonas más íntimas se aferran a su presencia como un cachorro a una loba.
Toda la casa gira conceptualmente en torno a esa piedra y todo el esfuerzo arquitectónico es su contrapunto. Su contrapeso. Sin esa roca la casa echaría a volar como una cometa.
Es una de esas preciosas ocasiones donde la tarea principal es la de restablecer algún equilibrio cósmico perdido. Otras muchas obras de Niemeyer están aun a la espera de esa contrapartida.

6 comentarios:

Jack Babiloni dijo...

Es curioso cómo este tipo de asideros formales preexistentes, con su aceptada inevitabilidad, genera obras de una firmeza expositiva que procesos de total libertad creativa ni siquiera aciertan a balbucear.

Y es que en arquitectura, como en todo, nadie es más libre que el esclavo consciente, que vive la obligación como contingencia; nunca como esencia.

Muchas gracias por obsequiar equilibrio, Santiago.

SANTIAGO DE MOLINA dijo...

Jack, como dices, sentir "la obligación como contingencia" se hace necesario.

Sobre todo cuando parece que nada es obligación.

Un saludo equilibrista!

dias_de_arquitectura dijo...

Santiago,

¡Enhorabuena por tu blog y gracias por tus comentarios!

Un abrazo


Javier

SANTIAGO DE MOLINA dijo...

Al revés, muchas gracias por la visita, Javier.

Estás en tu casa!!

mrpink dijo...

creo que era Moneo quien decía que la arquitectura, está en la mirada, y en la forma de mirar los edificios.

De nuevo nos revelas nuevas arquitecturas entre, las viejas conocidas.

tambien creo que la arquitectura, comienza, con la definición de unas reglas o como en este caso preexistencias, y en la aceptación de las reglas del juego, y su correcta utilización, está la arquitectura.

gracias y salud2

SANTIAGO DE MOLINA dijo...

Ya lo creo, un juego interesante, con reglas siempre nuevas.

Un saludo y gracias por participar con tus comentarios.