6 de junio de 2016

JUSTO A TIEMPO


Aunque permanece invisible, cada una de las partes de la arquitectura lleva en su seno una notación semejante a la que se ha empleado tradicionalmente en la música con naturalidad: moderato, presto, allegro, adagio, etc… Estas medidas no declaradas son precisamente alguno de los elementos diferenciales en la arquitectura porque son un parte de un intangible "tempo" interno que lleva impreso cada obra. (...)

Puedes encontrar más sobre este tema en el libro: Hambre de Arquitectura

2 comentarios:

Néstor Casanova Berna dijo...

¡Excelente! Desde mi blog (1) he defendido con insistencia que, aparte de las dimensiones espaciales, la arquitectura se desarrolla en el tiempo. Y es que la arquitectura que se habita conforma lugares, esto es, campos espaciotemporales.
Y ciertamente, tanto el ritmo cardíaco como la cadencia respiratoria cuanto la andadura de los pasos, son los instrumentos que se da el cuerpo y la conciencia para medir una dimensión importante en arquitectura.
Saludos desde Montevideo,
Néstor Casanova
(1) teoriadelhabitaruruguay.blogspot.com

Santiago de Molina dijo...

Gracias Néstor,
Somos una medida indispensable. Un cordial saludo y enhorabuena.