30 de enero de 2012

PUERTAS Y CONTORSIONISMO


Desde tiempos inmemoriales las puertas obligan a los cuerpos de sus habitantes a posiciones inverosímiles. Este sistema de contorsiones y equilibrios está generalmente orquestado por un motivo oculto que en muchas ocasiones ya hemos perdido, pero que sin embargo no deja de ser eficaz.
Las puertas de las antiguas iglesias románicas con sus puertas encadenadas y sucesivas, donde la última obliga a una religiosa y arquitectónica genuflexión. La puerta del templo sintoista, que gracias a los peldaños anteriores a la hoja invita a bajar la mirada un breve instante. El estilobato para acceder al templo griego que da escala de la fortaleza de los dioses olímpicos...
Todos los actos a que la puerta conlleva son singulares, puesto que toda puerta tiene algo de parto y algo de ceremonia. De hecho, la puerta es la señal física de una singularidad, y como toda señal, debe repercutir en el que la atraviesa y cambiar en algo su percepción, su movimiento o su ritmo de paso. Allí es necesario un especial contorsionismo, ya sea de la mirada, de la musculatura o del espíritu. De lo contrario no se trata ni de un límite ni de una verdadera puerta. 
Como en todo nacimiento difícil, como si uno llegara de nalgas a la arquitectura, la puerta se encarga de hacer con nosotros, en ocasiones de suave matrona, y en otras, de fórceps inmisericorde. 

10 comentarios:

mario dijo...

muchas gracias por tu reflexión, Santiago,
una vez más, desvelando la poesía oculta en los pequeños actos,
un placer leerte,
mario.

SANTIAGO DE MOLINA dijo...

Muchisimas gracias, Mario!!!

Javier Corzán dijo...

Una buena manera de ver que un texto merece la pena, es darte cuenta que has pasado más tiempo en la reflexión, que en la lectura.

Interesante tema. ¿Alguna lectura o link donde hable de estos elementos de tránsito y sus porqués más ocultos?

Gran entrada de nuevo. Javier

Andrés dijo...

Jaja, desde luego que la puerta es un umbral, y como tal un rito de paso, y por tanto una contorsión... Pero la del señor de la foto -la contorsión- ¡me parece excesiva! ¿Estás seguro de que eso es una puerta, o está intentándole robar la olla de la sopa a la vecina a través de la chimenea de la cocina? Sólo así se puede entender la mirada vigilante del sr. de la izquierda. :-DD

Un abrazo, nos vemos el lunes. AM.

SANTIAGO DE MOLINA dijo...

Javier,

Muchísimas gracias por tu piropo. Se agradece mucho.

Respecto a entradas, umbrales y tránsitos, puedes encontrar otros textos en esta misma página.(Y en una de esas entradas hay una referencia a un librito llamado "Los ritos de paso" que quizá te interese).

Gracias de nuevo y saludos!!

SANTIAGO DE MOLINA dijo...

Andrés,

Esa puerta tiene algo de clandestino, verdad?.

La foto es inquietante pero es una puerta. De hecho existe la foto de al otro lado con el usuario saliendo como de una escotilla de un barco!!.

Es una puerta como para posar delante. Medio Occidente no podría usarla ;-)

Nos vemos!!. Abrazos

Cecilia dijo...

De paso venía, pero llevo ya un rato leyendo este blog, de lectura muy placentera. (¡volveré!)

Quería añadir, aunque de malas maneras, puesto que no recuerdo qué profesor de la escuela nos contó algo (y citando a alguien creo) hablando del tamaño de las puertas, en este caso, de las grandísimas puertas de las iglesias renancentistas, y es que esas puertas estaban hechas para que pasaran el hombre y su ego.
Creo que Siza tenía algo que ver en esta clase. http://www.plataformaarquitectura.cl/wp-content/uploads/2010/01/1263479782-35-161-684x1000.jpg

¡Saludos!

SANTIAGO DE MOLINA dijo...

Hola Cecilia,
Bienvenida. Estás en tu casa.

La puerta de Siza de la iglesia debe tener un tamaño suficiente para que quepa hasta la divinidad...no?

Saludos y gracias!!

mayan@bstudiodanza.com dijo...

Gracias por la información Santiago, mi campo es la danza y acabo de realizar un Taller en la Ciudad de la Cultura de Santiago, es un campo de conocimiento y de arte muy interesante.
Aparte del libro "Los ritos de paso" hay algún post en tu blog u otros libros que hagan referencia a la arquitectura y el movimiento y/o dirigir la mirada de los paseantes/habitantes/fieles...?.
A partir de ahora visitaré tu blog y tu trabajo.
https://www.facebook.com/media/set/?set=a.525255780855764.1073741838.506699796044696&type=1
Saludos.

Santiago de Molina dijo...

Hola y bienvenida!
Me alegra la coincidencia de interés en el tema de los ritos de paso!!
Y respecto a tu pregunta, puedes buscar en la etiqueta de tránsitos.
Un saludo y gracias!!