2 de diciembre de 2011

¿CÓMO SE HACE UN PROYECTO?


“¿Cómo se hace un proyecto?”. Pregunta que ningún arquitecto se hace ya a si mismo porque es una cuestión genérica y lo genérico es lo contrario a su oficio. Pregunta cargada de la inocencia del “aun no arquitecto”, que busca un atajo que le libre de algo del imprescindible sobreesfuerzo que requiere averiguarlo. Pregunta de voluntarioso “enseñante” por comunicar lo único importante, aunque quizás lo único incomunicable.
Cuestión imposible y no por ser oscura sino por ser de trasmisión inútil. Como tampoco pueden transferirse las cicatrices dejadas por la propia vida, y esperar que alteren un ápice la vida de los demás. (Quizá, a lo más, se pueda narrar como se hizo arquitecto uno mismo. Y eso apenas tiene importancia ni siquiera como inmodesto relato autobiográfico).
Hablar de cómo se hace un proyecto lo deja todo, con suerte, en una hermosa metáfora o en algo críptico y fantasmagórico, (aun sin serlo de ningún modo).
No obstante puede enseñarse el oficio. Puede aprenderse la técnica. Pueden trasmitirse las herramientas y su digno manejo. Sabemos que “enseñar” es dar señales, es decir, marcar direcciones. Así, el mejor docente sería tan sólo una rigurosa y concienzuda guía de viaje.
“¿Cómo se hace un proyecto?”. ¿Basta saber que cada nuevo proyecto hace esa misma pregunta a su autor?. De lo demás, ¿vale la pena hablar?.

9 comentarios:

Miguel dijo...

Precioso!

No me canso, año tras año, de decirles a mis alumnos que lo único que yo les aporto es una forma de hacer proyectos. Que, por desgracia para ellos, es la que en ese momento tienen que adoptar y entender, pero solo para que luego se puedan liberar de ella y encontrar la suya propia.

SANTIAGO DE MOLINA dijo...

El profesor es una guía turística!!
Gracias por tu comentario y abrazos!

Alvaro Moreno dijo...

Para hacer un proyecto son importantes dos cosas: una, tenerlo (y si no te lo encargan se lo tiene que encargar uno mismo) y otra, saber que no estás sólo, que antes que uno mismo (y también a la vez)muchos han marcado caminos que han recorrido o que simplemente han mostrado para que otros los recorran. Saber reconocerlos ayuda bastante y cura el "ombliguismo", que es una cosa muy mala que acecha cuando se hace un proyecto.

SANTIAGO DE MOLINA dijo...

Hola Álvaro,
Desde luego el saberse acompañados es trascendental, claro que si. Todos somos ejemplo para todos. Y toda obra crece acompañada. Hay que saberse dentro de una gran familia para poder proyectar con conocimiento de causa, y para librarnos del "ombliguismo" que dices.
Gracias por tu comentario generoso, me alegra mucho verte por aquí también.
Un abrazo muy, muy fuerte

CUP arquitectura dijo...

Realmente inspirador, Santiago.

Al leer tu texto no puedo dejar de evitar recomendar un precioso y conocido texto de Louis Kahn: 'Un joven arquitecto viene a plantearme un problema: "Sueño espacios llenos de maravilla. Espacios que se forman y se desarrollan fluidamente, sin principio, sin fin, constituidos por un material blanco y oro, sin junturas. Cuando trazo en el papel la primera línea para capturar el sueño, el sueño se desvanece".
He aquí un buen problema. Una vez aprendí que una buena pregunta es más importante que la más brillante respuesta...'(la lectura completa de este texto es de una delicia, para el alumno y para el docente).
FORMA Y PROYECTACIÓN. "The Voice of America", 1960.
Está publicado en diversos libros sobre Kahn. Dejo la referencia del mío de consulta: LOUIS I. KAHN, idea e imagen. Ch. Norberg-Schulz. Págs 63-66. Xarait Ediciones.

Un fuerte abrazo,
Justo

Anónimo dijo...

Querido amigo, se te olvida que además de las herramientas, también se puede y se debe insistir en el pensamiento crítico. No, el profesor, el bueno, no es un guía turístico.
Saludos

SANTIAGO DE MOLINA dijo...

Justo, muchísimas gracias.

Desde luego el texto de Kahn es una joya. Desde aquí hemos hablado ligeramente de él hace tiempo, pero desde luego merece la pena traerlo a ja palestra.

Gracias por tu generosidad y un abrazo

SANTIAGO DE MOLINA dijo...

El pensamiento crítico es una buena herramienta incluso para un humilde guía turístico.
(Profesión útil y modesta que merece siempre dignidad y reconocimiento).

Gracias y saludos!!

Jose María Navarro dijo...

Cómo... se proyecta la idea de una tuerca que debe construir-se?
....vaciándose y/o vaciándola.

Cómo = por qué+para qué+con qué.