5 de julio de 2011

PARÁSITO SAGRADO


Para el dedicado a proyectar, llega un momento feliz en que la Arquitectura deja de ser un simple juego, un pasatiempo, o un deporte que se practica en tiempo de asueto.
(...)

Puedes encontrar más sobre este tema en el libro: Hambre de Arquitectura

No hay comentarios: