22 de octubre de 2010

DE LA SOTA, CABALLO Y REY

La monstruosa facilidad de los trazos ya contiene algo de escepticismo y de caricatura: al fondo, el barco humeante como un pebetero recién apagado. También las montañas flotando sobre el mar en calma. Cercanas, la maleza y el reflejo acuático del patio. En medio de todo, la arquitectura como un eco resonante del terruño y del aire.
Observemos igualmente como el dibujo de Alejandro de la Sota contiene estrategias repetidas, e insultantemente faltas de novedad: dos horizontes superpuestos. El primero es el natural, donde muere el mar y el paisaje. El otro, la cubierta del zócalo sobre el que crece un leve baldaquino de sombra. El conjunto de esos dos horizontes, de esas dos líneas paralelas y tendidas, lejana una y otra construida, son una regia metáfora de la arquitectura, que calladamente todo lo amplifica, resume y reitera. Como también lo hace un templo griego frente al mar. Como una Selinunte eterna.
La mejor arquitectura siempre es cosa de Sota, caballo y rey.

8 comentarios:

mrpink dijo...

ja...ja..., recuerdo que duurante la defensa del PFC, todo el proyecto me parecía tan obvio, que termine diciendo que aquello era muy sencillo, que si una plataforma aquí, que si un vial allí y que siel resto era .... sota, caballo y rey.

Algunos compañeros y algún arquitecto, tras la defensa se acercó y me dijo que no había estado muy afortunado con la frase,

A partir de aquel día, me he mordido la lengua antes de pronunciarla, pero con tu afilado lápiz, me has devuelto las ganas de usarla, aunque ahora cobra un significado nuevo y ampliado.

gracias, Santiago.

Por cierto, los dibujos de Sota son fantásticos.

SANTIAGO DE MOLINA dijo...

Igual que Paestum, mrpink. Cosa de Sota Caballo y rey...
Gracias por tu comentario!!

Andrés dijo...

¡Bien! Paestum, Selinonte: listones desde luego altos en que medirse. Un abrazo, Andrés.

SANTIAGO DE MOLINA dijo...

Altos de verdad, si señor. Como de la Sota. Abrazos, Andrés.

nOlOsÉaRQUITECTURA dijo...

Da gusto que los clásicos (y sobre todo los ARQUITECTOS con mayúsculas)se mantegan vivos...

Buen apunte (el tuyo y el suyo ;))

Saludos,

SANTIAGO DE MOLINA dijo...

Por eso son clásicos, porque no mueren, no?
Gracias y saludos!!

Stepienybarno dijo...

Un gusto ver los dos horizontes de don Alejandro de la sota, enmarcados en las bellas palabras de Santiago.
Poco que decir, pues, como bien dicen desde noloséarquitectura, los clásicos nunca mueren, y lo mejor es seguir aprendiendo de ellos.

“Creo que el no hacer Arquitectura es un camino para hacerla y todos cuantos no la hagamos habremos hecho más por ella que los que, aprendida, la siguen haciendo” Alejandro de la Sota.

SANTIAGO DE MOLINA dijo...

Gracias, Stepienybarno!
Preciosa cita sotiana.
Abrazos!