24 de marzo de 2010

COLISIONES


Al encontrarse con este banco-barandilla, los habitantes de la Casa Chitarrini debieron sentir la misma sorpresa que los griegos al toparse con el centauro Quirón....

Puedes encontrar el texto completo en el libro: MÚLTIPLES. ESTRATEGIAS DE ARQUITECTURA.

 

7 comentarios:

Manuel Malagón Álvarez dijo...

Mucho trabajo para demasiada fealdad: incoherencia, desproporción, afuncionalidad.

SANTIAGO DE MOLINA dijo...

Puede ser, pero que interesante.
Saludos y gracias por participar

Andrés dijo...

Siempre pensé que era de lo más natural prolongar las barras de una barandilla para formar un banco en el portal, como hace Ridolfi. Tan natural que nunca me había parado a pensarlo o analizarlo, como hacer. Un saludo, A.

sin espacio dijo...

Genial el blog, lo leo cada poco con atención. Genial la escalera y el arquitecto encontrando posibilidades donde otros ni podrían imaginarlas. Porque las cosas "no necesarias" son muy muy necesarias.

SANTIAGO DE MOLINA dijo...

Natural pero complejo. Gracias por los comentarios. Un saludo, Andrés y sin espacio.

Jack Babiloni dijo...

Sorprendente el primer comentario (Manuel Malagón) y apasionantes sus conclusiones (por los elípticos modelos comparativos manejados). Se me ocurre preguntar:
-¿Es incoherente crear una sola estructura en lugar de solapar dos?
-¿Es desproporcionado adecuar el extracto-barandilla con el extracto-respaldo?
-¿Es afuncional "regalar" un banco -para sentarse- en una ante- o post- escalera -para subir o bajar-?

SANTIAGO DE MOLINA dijo...

Ridolfi respondería con gusto: No todo puede ser respondido.
Saludos de nuevo y gracias por participar, Jack.