2 de enero de 2012

SOBRE ESTRUCTURAS


Esos señores con bombín, Sir John Fowler y Sir Benjamin Baker, se retrataron probando el mágico principio del voladizo con su colega japonés, Kaichi Watanabe. Hay que ser guasón para hacer una demostración estructural como un ejercicio de funambulismo. Aunque lo realmente llamativo de ese experimento de circo es que perseguía ser puesto en práctica de inmediato en el Puente de Forth.
Hoy el puente sigue en pie...
Contaba don Alejandro de la Sota que aun de estudiantillo, alabó las “molduraciones” de don Antonio Palacios, “¿molduraciones?, expresa lo que pasa a un zócalo o a una cornisa y basta. Existen elementos que aguantan, soportan, que sostienen y otros que son aguantados, sostenidos; ¡como la vida misma!”. Eso, confesaba de la Sota, le liberó para siempre de órdenes, canecillos, volutas y todo lo demás.
Hay lecciones que no se olvidan...
Cada arquitectura busca del conocimiento de las estructuras que necesita. Hay épocas donde su desarrollo resulta tan imaginativo como heroico, y en lo heroico aparece a menudo, lo bienhumorado. Otras donde apenas basta saber de proporciones y donde las cosas se muestran “como la vida misma”.
Resumiendo, entre la naturalidad y el circo están todas las estructuras posibles. Una horquilla amplia, sin duda. Por cierto, éstas últimas suelen ser las que se caen...

4 comentarios:

keymar3 dijo...

Como me inscribo a este blog.Gracias
Ar. Hector Martinez

SANTIAGO DE MOLINA dijo...

Muchas gracias por el interés!!.
Puedes seguir la página desde blogger, y también puedes hacerlo desde facebook y twitter. Gracias!

almalé dijo...

por ampliar el debate y la entrada original de Santiago y del maestro pontevedrés os recomiendo esta otra visión y crítica del genial Eduardo Torroja sobre el sentido común (estructural) http://bit.ly/yBxQPE

SANTIAGO DE MOLINA dijo...

Muchas gracias Eduardo,
Saludos!!