5 de septiembre de 2016

ARQUITECTURA DESVIADA

Una ligerísima desviación en lo ortogonal, de apenas unos grados, deshace la arquitectura del opresor ángulo recto. Sin embargo, ¿quién es capaz de percibir esa tiranía? ¿A partir de que desviación no somos conscientes de la rectitud de una esquina? 
(...)

Puedes encontrar más sobre este tema en el libro: Hambre de Arquitectura

4 comentarios:

Miguel Villegas dijo...

¿Por qué Chillida tiró más a derecha que a izquierda? (-2/+3)
Uno de esos ángulos casi imperceptibles que me encanta, y seguro que a ti también, es el de la cubierta de los andenes de Atocha, pero la primera.

Santiago de Molina dijo...

Porque lo que se desviaba de esos noventa grados exactos exigía cierta asimétrica imprecisión... pienso.

Y comparto, claro que si, esa admiración por la angulación obliqua de Atocha.

Un abrazo y gracias por el comentario, Miguel.

Iago López dijo...

Muy interesante, Santiago! Es un tema con mucha "chicha". También Christopher Alexander pensaba, como Chillida, que la virtud está cerca del ángulo recto, pero no en él.(http://tinyurl.com/zmjw2nn)

diego sologuren dijo...

Hola Santiago, muy interesante artículo.

Recientemente he presentado una pieza para un festival de arte basada en un juego de ángulos rectos y que acabé resolviendo precisamente rompiendo la imposición de los 90 grados (no tan sutil como Chillida...).
Creo que esta desviación, en dos de sus caras, hizo que la pieza adquiriese una especie de vida por si misma.
Te dejo el enlace de Facebook.

https://www.facebook.com/media/set/?set=a.10153947997537473.1073741834.580862472&type=1&l=bb5e51e3fd

Gracias

Diego Sologuren