19 de mayo de 2014

“LA RAMPA UNE, LA ESCALERA SEPARA”


Frente a lo que generalmente se cree, la primera ocasión en que Le Corbusier empleó una rampa en su arquitectura no fue en ninguno de sus más blancos y modernos proyectos, sino en un temprano matadero para la Société Nouvelle du Froid Industriel. Y aunque con tales antecedentes cabía hacer perder algo de glamour a todas las rampas que vinieron después, no fue así.
(...)

Puedes encontrar más sobre este tema en el libro: Hambre de Arquitectura

6 comentarios:

CUP arquitectura dijo...

En un viaje a Las Vegas recuerdo cómo la acera se suavizaba en una rampa mecánica y casi sin quererlo (mientras unas camareras de corto romano y dorado que subían contracorriente nos ofrecían una copa de champán), uno se encontraba ya dentro del Caesar Palace sin posibilidad de escapar. Uno no puede sino recordar las ceremoniales ascensiones a la acrópolis de Atenas... Pikionis supo verlo como nadie y las losas de piedra que proyectó son un maravilloso ejemplo de una arquitectura silenciosa integrada en un paisaje hermoso y con historia. De la tierra hacia un cielo mercantil o espiritual, tienes razón: las rampas unen, y cumplen su función, el fin da igual mientras sean de utilidad.
¡Un fuerte abrazo Santiago!,
Justo

Santiago de Molina dijo...

Bonita vivencia. Muchas gracias Justo!.
Un fuerte abrazo

Andrés dijo...

Jaja, sí: ese uso y abuso (no ya rampas, sino edificios inclinados) que hace que tantos preguntemos: ¿por qué no unos pocos peldaños?, es decir: ¡una escalera!

Santiago de Molina dijo...

la escalera siempre está al acecho de toda rampa!. Un abrazo!

Risco dijo...

La rampa será arquitectura mientras se aleje de la ingeniería. Para mí, la secuencia es rampa-escalera-ascensor, partiendo de la arquitectura y llegando a la ingeniería. Recuerdo que durante la carrera, uno de los profesores nos dijo que la ingeniería es a la arquitectura lo que la cirugía a la medicina o el ejército a la política. Sólo cuando desde los primeros no se puede dar más, se recurre a los segundos. Más allá de los mecanismos tecnológicos, una escalera se me antoja más ligada a la arquitectura que a la ingeniería, pero una rampa es directamente parte intrínseca de ella.

Santiago de Molina dijo...

Gracias por tu comentario, Risco.
Creo que todo depende del "como". Igual que sucede con el ladrillo, un puente, un camino o una puerta...
Nada es ajeno a la arquitectura. Saludos!