9 de diciembre de 2013

UNA ANOMALIA


No sé si observaron una anomalía en la pasada imagen, en el retrato del equipo de arquitectos que trabajaron junto a Le Corbusier para erigir el Capitolio de Chandigarh. 
Sí, el arquitecto no está solo, pero intriga y una vez visto no es posible olvidarlo, ese minúsculo y casi inapreciable pájaro negro posado sobre la cubierta de aquel barracón de obra, casi invisible, pero cierto. Un pájaro negro, tal vez un córvido, insignificante, inmóvil como un especial signo del Espíritu Santo exactamente encima de Le Corbusier.
(...)

Puedes encontrar más sobre este tema en el libro: Hambre de Arquitectura

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Resulta muy inquietante la bisión de ese córbido sobre el varracón.

Por otra parte, la evocación de Edgar Allan Poe y de su famoso poema es prácticamente inevitable.

Santiago de Molina dijo...

nebermore...

Gracias y un saludo!!

Guynot de Boismenu François dijo...

Una bella anomalía. La vida de LC fue un collar de irregularidades, pero como tu dices estas irregularidades como los aciertos siempre fueron arquitectura.
Saludos y buenas fiestas!

Santiago de Molina dijo...

Muchas gracias por tu comentario, François.
Ser arquitectura parece ser uno de sus mayores logros.
Un abrazo y felices fiestas!

Marcelo Gardinetti dijo...

La obra de Le Corbusier, de una obsesión unívoca pero plagada de inflexiones casi antagónicas a lo largo de su vida, seguramente son el resultado de esa búsqueda que comentas. Abrazo Santiago

Santiago de Molina dijo...

Muchas gracias por tu comentario, Marcelo!
Saludos