2 de junio de 2011

VENTANEAR


Cuando la ventana se convierte en lugar, las fachadas empiezan a resolverse por si mismas. Entonces todo pasa a ser más fácil. La superficie y los huecos dejan de ser mero ornamento y se convierten en límite denso de la arquitectura.
(...)

Puedes encontrar más sobre este tema en el libro: Hambre de Arquitectura

6 comentarios:

Pedro dijo...

Enhorabuena! Has creado una entrada muy, muy sugerente "cuando la ventana se convierte en lugar, la fachada se resuelve por si misma" Toma ya! Me ha encantado.

SANTIAGO DE MOLINA dijo...

Muchas gracias, Pedro!. Por eso es tan difícil hacer una fachada, porque ya casi no sabemos hacer ventanas como lugares. Gracias de nuevo y saludos!

Héctor Rivera Bajo dijo...

"Haz
de cada ventana,
un lugar;
de cada puerta,
una bienvenida."

Aldo van Eyck

SANTIAGO DE MOLINA dijo...

Gracias, Hector. No conocía la cita y me llena de alegría la coincidencia. Muchísimas gracias!!!!!!

bailarsobrearquitectura dijo...

Acabo de descubrir el blog y me parece muy interesante y bien escrito. Enhorabuena! Y respecto a esta entrada me ha llamado especialmente la atención porque precisamente acabo de publicar un pequeño post sobre la ventana moderna y la ventana-lugar. Adjunto el enlace por si a alguien le interesa echarle una ojeada:
http://bailarsobrearquitectura.wordpress.com/2012/10/22/modernos-y-ventanas/
Saludos cordiales,
Iago.

Santiago de Molina dijo...

Muchas gracias por tu amabilidad, bailarsobrearquitectura!.
Saludos y bienvenido!!