20 de diciembre de 2010

CASTIGLIONE


Achille Castiglioni murió en Milán en Diciembre de 2002. Dejó tras de si un sinnúmero de objetos que hoy pertenecen al imaginario colectivo. Catorce de sus piezas más importantes permanecen en un lugar destinado a albergar obras de arte: el Museo de Arte Moderno de Nueva York. Es una insignificancia hablar de números y no de calidad, pero de Le Corbusier se guardan allí solamente veintidós.
Desde sus comienzos como diseñador y en compañía de sus hermanos, inundó el mundo con objetos de toda índole. Seguramente es reconocido por los más llamativos pero no por los mejores. Su silla de bicicleta convertida en taburete es tan incómoda como famosa. Sin embargo algunos trabajos accesorios, casi desconocidos, son de una inteligencia abrumadora y profunda....

Puedes encontrar el texto completo en el libro: Arquitectos al Margen

2 comentarios:

hacedor de trampas dijo...

Tienes razón, esa lámpara es la típica de IKEA. Ultimamente he estado mirando libros de los Eames, y hay un montón de cosas que están en IKEA tb...a lo mejor su éxito radica en fijarse en los buenos diseños.
No conocía a Achille Castiglinoni, gracias por contarnos un poquito lo que hace!

SANTIAGO DE MOLINA dijo...

Me alegra que te haya interesado. saludos!!