16 de agosto de 2010

LEONIDOV

Hijo de una familia de granjeros y leñadores pero con un talento innato para el dibujo, Ivan Leonidov, pasó de estibador, a ser acogido por un pintor callejero, y luego por Alexander Vesnin en la escuela de arte rusa de Vkhutemas.
Gracias a su proyecto de graduación del Instituto y Biblioteca Lenin de Moscú, obtuvo un reconocimiento internacional inusitado en el año 1927, e inauguró una estirpe de arquitectos que deben su fama a su trayectoria como estudiantes más que a la obra construida...

Puedes encontrar el texto completo en el libro: Arquitectos al Margen

No hay comentarios: