16 de junio de 2010

LA TERCERA VIA

Contrariamente a lo que se piensa, en arquitectura siempre existe un camino intermedio entre el hacer las cosas bien y hacerlas mal: No hacerlas...

Puedes encontrar el texto completo en el libro: MÚLTIPLES. ESTRATEGIAS DE ARQUITECTURA.

 

4 comentarios:

alvaro dijo...

Hola Santiago,

leyendo tu artículo he recordado un escrito que antecedía a un número antiguo de la revista el croquis de los arquitectos holandeses Neutelings y Riedijk. Dicho documento abordaba la idea de cómo convencer al cliente de que no le hace falta hacer lo que quiere hacer, era algo como una oda a la pereza, de cómo es mejor no hacer nada, o lo menos posible; una enumeración de reglas de las que yo recuerdo precisamente la anteriormente indicada.

Muchas gracias,

Álvaro

SANTIAGO DE MOLINA dijo...

Hola Alvaro,

No lo conocía. Lo miraré. Seguro que es interesante. Gracias por pasarte por aquí. Saludos

Jack Babiloni dijo...

Conviene recordar de cotidiano que la obra artística (erecta, tangible) es el resultado de los planteamientos inasibles (no construidos, procesales, escondidos, impronunciados), que son, estos sí, realmente "la obra".

Y en la aplastante mayoría de los casos de la historia de la humanidad, mejor obra que la tangible (construida) obra misma.

Gracias por seguir animando a la reflexión, querido Santiago.

SANTIAGO DE MOLINA dijo...

Jack,

Desde luego, lo no construido anima a lo construido. Lo anima, es decir, lo llena de alma y lo espolea.

Gracias, por tus comentarios. No solo "animan" sino que son un verdadero aliciente.

Gracias por participar.

Un abrazo