28 de febrero de 2010

DISTINGUIR


Panofsky preguntaba abiertamente a sus alumnos: “¿Les resulta familiar la Alexandra de Lycophron?, ¿Entienden el significado de Virgilius Maro Gammaticus?, ¿El de los estudios Asirios de Hiob Ludolph?, ¿El Somniun de Kepler?” y cuando éstos negaban, moviendo con la cabeza, les respondía, “Caballeros, ustedes tienen aún que descubrir el valor del conocimiento inútil”...

Puedes encontrar el texto completo en el libro: MÚLTIPLES. ESTRATEGIAS DE ARQUITECTURA.

 

3 comentarios:

stepienybarno dijo...

Pero con la sociedad en la que vivimos todo es inmediato y hasta john cobra sirve, por ser lo último y lo más escandaloso. No hay tiempo de reflexión y todo es para ayer. Desde luego que “perder” el tiempo es fundamental para cualquier formación y quizás en arquitectura todavía más.

Anónimo dijo...

No estoy muy de acuerdo con que halla que "perder" el tiempo. Como dice Santiago, en la formación de cada uno, tratar con lo inútil aporta una capacidad de juicio mayor, por tanto encontrarse con obras desinteresadas resulta interesante (ej: cinde de Ed Wood).
Un saludo y gracias por tus textos.

SANTIAGO DE MOLINA dijo...

Me parece que los dos estais de acuerdo. Saludos