24 de agosto de 2009

INVENTOS DE INVENTOR

Buckminster Fuller nunca fue un arquitecto. Lo cual despertó siempre suspicacias entre éste círculo profesional, y eso es algo que, además de cierta ironía, encierra profundos motivos de reflexión. Más aun si recordamos que al final de su carrera obtuvo los máximos honores por parte de los más importantes organismos de arquitectura del mundo sajón...

Puedes encontrar el texto completo en el libro: Arquitectos al Margen